fbpx

¡Qué calor hace ya! ¿Verdad? Hemos entrado fuerte en el verano, con una ola de calor que está afectando a gran parte de Europa y, por supuesto, a nuestro país. Por ello, hemos creído conveniente crear esta entrada en nuestra revista, en la que os informamos de las recomendaciones que tanto nosotros como las autoridades sanitarias hacen al respecto, con el fin de garantizar vuestra salud y vuestra seguridad a la hora de hacer ejercicio y de pasar estos días de asfixiante calor.

¿Cómo se produce una ola de calor como la que estamos viviendo?

Las olas de calor veraniegas son, con diferencia, las más peligrosas, tanto por intensidad, extensión y duración. En esta ola de calor se pueden combinar varios factores que hacen que la situación requiera de medidas de prevención para minimizar los impactos, entre ellos:

  • Una masa de aire muy cálido, que en este caso se desplaza desde el norte de África hasta nuestra zona
  • La duración de los días, que alcanzan durante estos días la mayor duración de horas de sol diaria de todo el año
  • La situación climatológica, con días despejados y pocas nubes, incrementando la radiación solar que llega a la superficie
  • En el caso de nuestra zona, además, la presencia de una humedad relativa alta hace que la sensación térmica aumente todavía más, notando una sensación de sofoco, calor y bochorno mucho mayor que en otras zonas.

¿Cuánto durará y hasta qué punto es peligrosa esta ola de calor?

Para esta ola de calor, las autoridades han avisado que pueden superarse fácilmente los 35 grados en gran parte de nuestro territorio, pudiendo incluso alcanzar varios grados más en determinados días que todavía están por llegar. En algunos puntos, las temperaturas ya han alcanzado los 40 grados y nada hace prever que vayan a bajar rápidamente. Todo ello hace que la peligrosidad aumente considerablemente y que debamos tener en cuenta una serie de recomendaciones. Más todavía si pretendemos realizar ejercicio físico.

¿Por qué afecta el calor a nuestro organismo?

Antes de nada, deberíamos conocer qué ocurre en nuestro organismo cuando hacemos ejercicio. Nuestro organismo, al realizar ejercicio, pierde líquido a través del sudor con el fin de evacuar calor del cuerpo, tratando de mantener la temperatura corporal estable. Esta es una máxima de nuestro organismo y, evidentemente, se hace más difícil controlar la temperatura en estas situaciones.

Cuando el organismo, sea cual sea la causa, no es capaz de mantener la temperatura corporal en los parámetros normales, la temperatura corporal se incrementará y con ella la frecuencia cardíaca y la frecuencia respiratoria. Además, el organismo podrá comenzar a percibir signos de deshidratación. De mantener esta situación, el organismo puede sufrir un golpe de calor que, en algunos casos, puede derivar en fallos orgánicos de extrema gravedad o incluso fatales.

¿Cuáles son los síntomas de un golpe de calor?

Para poder identificar si estamos sufriendo un golpe de calor, debemos tener en cuenta una serie de señales que podrán ponernos en alerta. Entre ellos:

  • Piel muy caliente y seca (la sudoración se ha detenido)
  • Temperatura corporal mayor a 40-41 grados
  • Alteración de la conciencia y/o el equilibrio
  • Confusión, dolor de cabeza, taquicardia
  • Nauseas, vómitos, diarreas

Todos estos aspectos deben hacer que salten las alarmas y acudir o contactar, inmediatamente, a los servicios médicos más cercanos.

¿El golpe de calor puede afectar a cualquier persona por igual?

Todas las personas estamos expuestas a sufrir un golpe de calor, si bien es cierto que hay factores que predisponen más a unas personas que a otras. Entre estos factores encontramos:

  • Mala condición física: una buena preparación física permite aguantar mejor las situaciones de calor y de entrenamiento en condiciones térmicas adversas.
  • Exceso de grasa corporal: los deportistas con exceso de grasa corporal suelen ser más proclives a padecer golpes de calor.
  • Deshidratación previa: si en situaciones de intenso calor, realizamos ejercicio o cualquier actividad diaria sin estar suficientemente hidratados
  • Medicación: algunos medicamentos, psicofármacos o incluso algunos componentes de bebidas energéticas (como la cafeína) pueden agravar la situación de deshidratación y/o consecuencias derivadas del calor ambiental intenso.

¿Puedo hacer ejercicio durante una ola de calor?

La respuesta es clara: sí se puede. Pero, evidentemente, teniendo en cuenta una serie de factores y recomendaciones importantes, tanto en lo relativo al ejercicio como a la alimentación, que a continuación detallamos:

  • Beber abundante agua, sin llegar a hacerlo al tener sed. La sed es un síntoma de que la deshidratación corporal ya se está produciendo. Pequeñas cantidades de agua a menudo pueden salvarnos de la deshidratación.
  • Incrementar la ingesta de alimentos líquidos o con gran aporte de agua (frutas, verduras, etc.), repartiéndolos a lo largo de todo el día.
  • Llevar una alimentación equilibrada, con aporte de todos los grupos de nutrientes (hidratos de carbono, proteínas y grasas)
  • Evitar comidas copiosas, siendo preferible aumentar el número de tomas pero cada una con menor volumen y cantidad. Se debe evitar, también, el consumo de alimentos muy condimentados o elaborados.
  • Realizar ejercicio en las horas de menor temperatura ambiental (generalmente por la mañana temprano y a última hora del día). En su defecto, realizar ejercicio en instalaciones deportivas que cuenten con un sistema de climatización en el que la temperatura se encuentre alrededor de los 25 grados de temperatura y con una humedad relativa controlada.
  • Dividir el entrenamiento en pequeñas sesiones durante el día. Es preferible entrenar menos tiempo pero varias veces al día, con el fin de dosificar el esfuerzo en cada “micro-sesión”.
  • Usar ropa ligera, transpirable, cómoda y holgada, para facilitar la sudoración y expulsión del calor corporal.

Esperamos que estas indicaciones e información te hayan sido de utilidad. Si quieres, puedes compartir esta información con tus amigos y conocidos, con el fin de ayudarnos a difundirla. Por nuestra parte, te esperamos en sGo Wellness Club para realizar ejercicio en condiciones de temperatura controlada y con la supervisión de los mejores técnicos, que te ayudarán a alcanzar tus objetivos de una forma segura y saludable.