fbpx

Comienza el verano y con él nos llenamos de vitalidad y de objetivos. En algunos casos incluso de última hora, como por ejemplo ponernos en forma o bajar algunos kilitos. En esta entrada de nuestra revista, os proponemos realizar una actividad que puede practicar casi todo el mundo. Una actividad que os proporcionará grandes beneficios, tanto a nivel físico como a nivel mental. Hablamos del yoga.

Si todavía no conoces lo que supone su práctica, en este artículo desgranaremos las principales ventajas que te puede aportar. Además, nos adentraremos un poquito en sus orígenes y en lo que esta actividad representa a millones de sus practicantes.

Orígenes del yoga

Los orígenes del yoga se remontan muchos siglos atrás, tantos que es difícil precisar cuándo se desarrolló esta disciplina. Algunos autores afirman que se originó hace más de 3500 años, por lo que realmente estaríamos ante una disciplina milenaria. En cuanto a la localización de las primeras muestras de esta disciplina, la mayoría de autores la señalan en la zona que actualmente ocupa la India. Por ello, se trata de una actividad proveniente del lejano oriente.

En Europa, la práctica del yoga tal y como lo conocemos tarda decenas de siglos en llegar. Podemos encontrar las primeras muestras de su práctica hacia mediados del siglo XX, cuando cogió popularidad en algunas capas de la sociedad. A partir de entonces, el yoga se ha convertido en un fenómeno mundial en el que, si bien las técnicas han evolucionado y han aparecido numerosas ramas, los principales criterios y bases se han mantenido prácticamente estables.

¿Qué significa exactamente Yoga?

Yoga significa método para conseguir la unión del ser individual con el cosmos. Sin embargo, la filosofía oriental ya entiende al individuo como parte unida al universo. Por ello, el fundamento de esta disciplina es interiorizar ese estado de unión mediante la práctica de posturas o asanas. Éstas, combinadas con la respiración consciente, nos traen al momento presente y nos predisponen para un estado de meditación.

Beneficios que puede aportar la práctica regular de Yoga

Son muchos los motivos por los que empezar a practicar yoga. Por ello, aunque cada persona busque un objetivo particular cuando se inicia en esta disciplina, los resultados son siempre los mismos: beneficios del yoga para el cuerpo, la mente y el espíritu. Entre los múltiples beneficios que la práctica regular de yoga nos puede aportar, encontramos:

  • Mejora del estado físico, gracias a los ejercicios y posturas realizadas
  • Aumenta la flexibilidad, debido a las posturas ejecutadas en cada sesión
  • Mejora la capacidad respiratoria, gracias al control y conciencia del ritmo respiratorio
  • Fomenta la concentración y la relajación, proporcionando serenidad
  • Mejora la calidad del sueño

Yoga: una actividad muy saludable

El yoga es una de las prácticas deportivas más saludables por la combinación de varios factores:

  • RITMO: El ritmo de una sesión de yoga es el adecuado para fortalecer el sistema cardiovascular, alternando tiempos reducidos de ejercicio intenso con otros de descanso y conciencia del estado físico.
  • FLEXIBILIDAD: En las sesiones de yoga se realizan estiramientos de músculos, incluyendo la espalda y se trabaja la amplitud de movimiento articular, realizando ejercicios de trabajo de elasticidad.
  • RESPIRACIÓN: Uno de los elementos clave del yoga es la respiración, por lo que en cada sesión se trabaja el ritmo, la frecuencia y la profundidad de esta, de manera que nos ayuda a equilibrar y reducir el impacto del ejercicio, proporcionándonos además una herramienta muy poderosa de concentración, relajación y energía positiva.
  • SU FINALIDAD: El yoga, además, no tiene una finalidad estética ni competitiva, sino que busca la superación personal a través de los planos físico, mental y espiritual, lo que fortalece al individuo en toda su dimensión.

¿Quién puede practicar Yoga?

Además de las ventajas que acabamos de ver, el yoga es una actividad que puede ser realizada por cualquier persona. Independientemente de su estado físico, emocional, su edad, su género, etc. Desde bien pequeño hasta edades avanzadas.
Una de las grandes ventajas del yoga es que todas las posturas, o asanas, cuentan con una o varias variantes más sencillas para ser utilizadas en caso de que nos encontremos con alguna dificultad física o circunstancia especial.

Así que ya sabes, si nunca has practicado yoga, quizá este sea el momento. Una actividad ideal para combinar con otras de las muchas actividades que sGo Wellness Club te ofrece. Una fórmula ideal para diversificar tu entrenamiento y alcanzar el balance de bienestar entre tu cuerpo y tu mente.